Suelos Laminados

Los suelos laminados son a día de hoy el producto más usado para revestir suelos. Entre sus principales ventajas se encuentran poder ele el color, los matices, el número de biseles, la dureza entres otros. El constante empeño por las marcas  como Pergo, Haro, Meister, Faus en innovar y diseñar suelos cada vez más atractivos hace que las variedades en el mercado sean cientos de miles.

Muchos clientes nos preguntan sobre la dureza del suelo laminado, ¿Suelo laminado dureza AC5 o AC4? ¿cuál elegir?. Empecemos por lo básico. La dureza de un suelo, a pesar de lo que la mayor parte de la gente cree, no se clasifica solamente por la categoría AC. Que un suelo sea AC4, AC4, AC6… quiere decir la resistencia a la abrasión, es decir, cada producto se testa con una lija de alta dureza conectada a un rotatorio. Según el desgaste que tiene finalmente cada producto, se le asigna una categoría AC:

Hasta ahora hemos visto la dureza. Otra cosa muy distinta es la calidad del suelo, sus propiedades. La calidad de un suelo laminado se asigna por sus clases. Las clases que empiezan con un 2 delante: clase 21, clase 22 y clase 23 están indicadas para un uso domestico, de menor a mayor intensidad. Si el transito por casa va a ser más bien poco, con un clase 21 nos vale, de sobras. Ahora bien si somos una familia numerosa más bien estaría indicado un clase 22 o 23. Por otra parte las clases que empiezan con un 3 delante: clase 31, clase 32, clase 33 están pensadas para un uso comercial, siendo igualmente ordenadas de menor a mayor intensidad. Más o menos la equivalencia entre clases y AC queda de la siguiente manera:

Además, de la calidad y las clases, son multitud de propiedades las que caracterizan cada producto de parquet laminado.

Algunos fabricantes como PERGO incorporan una capa en la superficie llamada “TitanX” Advanced que protegen al suelo laminado ante posibles caidas de objetos pesados.

Otras propiedades a tener en cuenta son las anti-estáticas (impide la corriente de energía estática y los famosos “calambrazos”), La resistencia al fuego, la resistencia a la humedad (cuidado esto no significa que ante una inundación el suelo salga victorioso), la reducción del nivel sonoro al andar (con un acolchado extra en la parte inferior de la tabla) y lo más importante, el tipo de click. La mayoría de fabricantes incorporan sistemas de montaje muy cómodos.

 

Imágenes extraídas de página oficial Pergo